LA SIERRA, TAMBIÉN COMPLETA

Los hoteleros también respiran, por fin, tranquilos tras año y medio de pesadilla. «Celebramos que se empiece a reactivar el turismo, y que, poco a poco, comience la recuperación de un sector que ha sido de los más castigados por la pandemia. Una recuperación que no sólo afecta a los hoteles, sino también a todos los enclaves turísticos de la capital, como museos, teatros o restaurantes», declaró Mar de Miguel, vicepresidenta de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid.

No sólo el corazón de la capital se vio colmado de visitantes, sino que los pueblos de la sierra madrileña también colgaron el cartel de completo. La oferta no está sólo repleta para el puente del Pilar, sino también para los de la Almudena, la Inmaculada y el de diciembre.Más en El MundoPolémica después de que Arturo Pérez Reverte llamara “moñas” a James BondEl drástico cambio de Joaquin Phoenix: medio rapado y con unos cuantos kilos de más

«Volvimos a la vieja normalidad», indicó a Efe Gustavo Nach, presidente de Asociación de Empresarios de la Sierra Norte de Madrid (Atusima). De todas formas, es cierto que este año no se han registrado las avalanchas de visitantes de 2020 durante las primera salidas tras los confinamientos perimetrales que colapsaron las localidades de la sierra.

Municipios como San Lorenzo de El Escorial, Navacerrada o Cercedilla cuentan con los hoteles llenos y con los restaurantes abarrotados de mesas, al fin, sin tope de comensales.

Rate this post