Síntomas y opciones de tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Si la vida cotidiana te estresa por completo, si los desafíos diarios de tu vida te parecen un obstáculo insuperable y si tienes una preocupación constante por todas las pequeñas cosas de tu vida, podrías estar sufriendo lo que se conoce como trastorno de ansiedad generalizada. también conocido como (GAD).

El TAG se caracteriza por una preocupación extrema e irracional por las cosas cotidianas de la vida. Lo que es más, esta preocupación es incontrolable y está completamente fuera de lugar con respecto a la fuente real de la preocupación.

En 2007, el Instituto Nacional de Salud Mental informó que alrededor de 6,8 millones de adultos en los EE. UU. sufren este trastorno de ansiedad.

A medida que se obsesiona con las preocupaciones que la mayoría de los demás pueden tomar con calma, también puede tener algunos síntomas físicos como fatiga, náuseas, dolores de cabeza, inquietud, dolores musculares, sudoración, insomnio y muchos otros indicadores. Para ser diagnosticado con TAG, los síntomas deben haber persistido constantemente durante al menos seis meses.

En cuanto al tratamiento una vez diagnosticado, una serie de medicamentos como los ISRS y las benzodiazepinas pueden ser muy efectivos en un tratamiento a largo plazo del TAG. Aparte de los medicamentos, una forma particular de psicoterapia conocida como Terapia Cognitiva Conductual (TCC) podría ser tan efectiva como los medicamentos.

Si cree que sufre de trastorno de ansiedad generalizada (TAG), le recomiendo encarecidamente que busque tratamiento de un proveedor de atención médica con licencia. Este tratamiento debe ser preferentemente de un psiquiatra o psicólogo. Con el tratamiento adecuado, con el tiempo verás que tu vida mejora considerablemente.

Derechos de autor 2010 Dra. Arshia Alec Shizadi

¿Pueden los remedios medicinales a base de hierbas aliviar el dolor de espalda crónico y los síntomas de la fibromialgia?

Durante las últimas dos décadas, la planta de cannabis, comúnmente conocida como marihuana, ha sido objeto de interés en la comunidad médica. En algunos estados, la marihuana medicinal ya está disponible para ciertas condiciones. Su eficacia como analgésico ha sido bien establecida. Aunque el cannabis se asocia con mayor frecuencia con el alivio del dolor del cáncer y la pérdida de apetito, sus cualidades analgésicas podrían resultar prometedoras para las personas con dolor de espalda, fibromialgia y otras afecciones de dolor crónico.

¿Cómo alivia el dolor el cannabis?

Al igual que el sistema de receptores de opioides en el cuerpo que permite que las endorfinas tengan sus efectos agradables y analgésicos, el cuerpo también tiene un sistema de receptores de cannabinoides. Hay tres tipos de cannabinoides: endocannabinoides (fabricados por el cuerpo), fitocannabinoides (fabricados por plantas de marihuana) y cannabinoides sintéticos producidos en un laboratorio.

La planta de cannabis contiene varios cannabinoides, cada uno con sus propias cualidades. Los tres componentes más importantes para esta discusión son el tetrahidrocannabinol (THC), el cannabidiol (CBD) y el beta-cariofileno. El THC es un analgésico suave y el principal componente psicoactivo de la marihuana. El CBD reduce los espasmos, la inflamación, las náuseas y la ansiedad. El beta-cariofleno es un potente cannabinoide antiinflamatorio y se encuentra en la mayor concentración en los aceites esenciales de cannabis.

Investigación

La teoría más reciente sobre la fibromialgia sugiere que los cerebros de quienes la padecen procesan el dolor de manera anormal, o que se envían señales de dolor excesivas al cerebro. Aumentar la cantidad de cannabinoides disponibles para el cuerpo puede ayudar a contrarrestar el dolor de la fibrmialgia. Un pequeño estudio, cuyos resultados se publicaron en la edición de abril de 2011 de PLoS One, mostró que los consumidores de cannabis con fibromialgia informaron reducciones significativas en el dolor y la rigidez. Se puede ver un resumen completo en http://www.cannabis-med.org/studies/ww_en_db_study_show.php?s_id=319.

El dolor de espalda crónico a menudo implica inflamación, espasmos musculares y/o dolor nervioso. Se ha demostrado que el cannabis alivia todos estos síntomas, aunque los estudios sobre el alivio del dolor neuropático han sido los más destacados. Un pequeño estudio dirigido por Mark Ware, MD, probó los efectos del cannabis con distintas potencias de THC en el alivio del dolor. Aquellos que recibieron la potencia más alta, 9.4 %, informaron una reducción significativa del dolor. Lea más sobre este estudio en http://www.bbc.co.uk/news/health-11110798.

Algunas fuentes estiman que la marihuana callejera contiene entre un 10 y un 15 % de THC, más de lo necesario para controlar el dolor. Esto puede responder una pregunta importante para aquellos que están considerando la marihuana medicinal: ¿Tengo que drogarme? La respuesta es no. Dado que el THC es el principal componente psicoactivo de la marihuana, reducir sus niveles y aumentar los niveles de CBD dará como resultado menos efectos psicológicos y, al mismo tiempo, aliviará el dolor. Hay clínicas en los estados que permiten la marihuana medicinal que ofrecen variedades de cannabis con alto contenido de CBD y bajo contenido de THC.

El debate

La marihuana está clasificada como una sustancia ilícita, lo que ha creado un estigma a su alrededor. Cada vez más, la ciencia descubre los efectos terapéuticos de esta planta e incluso trabaja para sintetizar sus cannabinoides en el laboratorio. Sin embargo, hasta que la seguridad de los compuestos sintéticos esté respaldada por pruebas sólidas, lo más recomendable es referirse a la fuente natural.

Algunos están preocupados por el potencial de dependencia asociado con las drogas. Sin embargo, muchos analgésicos recetados aceptados, incluidos los opioides, son altamente adictivos. De hecho, se ha demostrado que el cannabis limita la dependencia de los opiáceos. Aparte de la adicción habitual, que es una preocupación con cualquier medicamento, no hay indicios de que el cannabis plantee problemas de dependencia. Una gran cantidad de otros efectos dañinos para la salud asociados con los analgésicos comunes, como daño estomacal, renal y hepático, así como sobredosis, no están asociados con el consumo de marihuana.

El método más popular de consumo de cannabis es fumar. La irritación de los pulmones y la garganta son preocupaciones válidas para las personas que están considerando la marihuana medicinal para el control prolongado del dolor. Se necesita más investigación para evaluar la eficacia del cannabis administrado por vía oral o mediante un ventilador.

Al igual que con cualquier medicamento para el dolor, el cannabis no es la cura para una condición dolorosa. Más bien, es una herramienta útil para el control del dolor que debe usarse para aliviar temporalmente los síntomas mientras sigue un plan de tratamiento que ataca la fuente de su dolor.